calabaza detail 3

Muchas personas no utilizan la calabaza en su cocina habitual porque no saben cómo quitarle la piel de la manera más cómoda sin tener que utilizar cuchillos y realizar un esfuerzo que entraña cierta dificultad si no se está acostumbrado.
Hoy en día es muy sencillo pelar una calabaza con un horno o una fuente de calor próxima. También depende del punto de cocción deseado la cantidad y el tiempo de calor al que debemos exponer la pieza de calabaza. Veamos los procedimientos más aconsejables:

Corte Natural con Cuchillo
Con la ayuda de un buen cuchillo y una tabla de corte eliminamos parte superior e inferior de la calabaza. Cortamos en anillos la calabaza y con el cuchillo vamos retirando la piel exterior. La pulpa y semillas se raspan con el cuchillo.

Preparación para pasta de calabaza
Muchas recetas nos piden una precocción de la pulpa de la calabaza. Es tan fácil como introducir con dos dedos de agua los diferentes trozos de calabaza en un recipiente tapado. Tras 25 minutos podemos sacar los trozos y rasparlos con una cuchara. Esa pulpa se aprieta en un colador o chino para retirar el exceso de agua y listo para usar en un bizcocho, por ejemplo.

Utilizar un Horno tradicional
Pinchamos la calabaza con un cuchillo y numerosas incisiones. La metemos entera en el horno a 200 grados durante 20/25 minutos. Ya podemos pelar la calabaza con comodidad comprobando cómo la piel se separa suavemente de la pulpa.

Utilizar un Horno de microondas
Para los más impacientes está la opción de calentar la calabaza con la ayuda de un horno microondas.Introducimos la calabaza con las incisiones para permitir la circulación del vapor interior y la ponemos durante 8 minutos a 800 w o posición 8/9 dependiendo del horno.
Cuidado al sacar la calabaza porque quema mucho, es mejor esperar un poco antes de pelarla con toda comodidad.